Caracolas en las Nubes

13 de octubre de 2016

Conjuros de alabastro


Ilustración de Anka Zhuravieva

Conjuros de gitanas, luz de luna, sombras y panderetas...
Niña luna, mujer blanca de pétalos de alabastro...
Escuchó la luna... Obedeció el conjuro:

Desposarás varón: cíngaro moreno de ojos y piel oliva.
Serás por siempre luna de sus ojos
pero no olvides, niña blanca, que de tus deseos nace deuda...
Luna menguante...
Luna plena...
Luna creciente...
Luna llena serás de medianoche eterna.

Honra de plata... En tus ojos se ahogará...
Y en un mundo de mentiras, el amor será la única verdad.
Y cuando las sombras pinten niebla
y la muerte asome las puntas de sus dedos,
no se apagarán las estrellas donde os amasteis.

Y serán danzas alrededor del fuego,
lumbres amarillas, rojas y azules...
El sonido del caldero...
Nacidos de la luna... Cielo azul... Tierra pagana.

Y deuda había... Deuda no vencida...
Nómadas y errante seréis.

Ilustración de Michael Parkes

Texto rescatado de mí baúl de los encantes.
19/febrero/2010

3 de octubre de 2016

Levógiro y dextrógiro

Y no son dos reyes godos ni visígodos... Son algo mucho más sencillo que todo eso aunque son dos términos que se aplican en varios campos, desde las matemáticas, la física, la biología... hasta en la metereología o la balística.

Dextro proviene del latín "dexter", y este del griego δεξιός -dexiós-: Derecho.
Levo, del latín "lævus" -levus-: Izquierdo.

Cuando algo gira en sentido contrario al de las manecillas del reloj, decimos que realiza un levógiro.


Obra de Tomek  Setowski

Si por el contrario, si lo que gira lo hace en el sentido de las manecillas del reloj, entonces se realiza un dextrógiro.

Imagen digital de la red

Levógiro y Dextrógiro, 
dos tipos sin igual que solo se encuentran cuando uno camina del derecho y el otro del revés.